> Blog

7 mitos comunes sobre los seguros. Te contamos la verdad.

7 mitos comunes sobre los seguros. Te contamos la verdad.

Balanza que mide los mitos comunes sobre los seguros y la verdad que hay tras ellos

En algunas ocasiones, contar con un seguro se ha convertido en una acción fundamental. Sin embargo a pesar de su importancia existen muchos mitos sobre este tema que pueden generar desconfianza en los usuarios que quieran contratar uno.

¡Hoy te los desmentimos! En este artículo te contamos la verdad tras cada mito.

Mito 1: Los seguros son un gasto innecesario

Los seguros son una inversión en tu seguridad a largo plazo. En el caso de un seguro financiero, puede parecer que estás gastando dinero sin obtener nada a cambio, cuando en realidad, estás protegiendo tus activos a futuro.
Un evento inesperado, como un accidente o una enfermedad grave, puede generar unos costes elevados. Los seguros ofrecen tranquilidad y una red de seguridad financiera.

Mito 2: Solo necesitas el seguro obligatorio

Cumplir con los requisitos legales mínimos puede no ser suficiente para proteger tus intereses en la mayoría de los sucesos inoportunos.
Por ejemplo, tener solo el seguro de responsabilidad civil para tu vehículo puede dejarte desprotegido en caso de daños a tu vehículo. Es importante evaluar primero tus necesidades y considerar pólizas adicionales que brinden una cobertura más completa según tu caso.

Mito 3: Los seguros de vida son solo para personas mayores

Este tipo de seguro son valiosos a cualquier edad, siempre que tengas personas dependientes financieramente, como hijos o cónyuge, un seguro de vida puede proporcionarles una red de seguridad en caso fallecimiento.
Además, obtener un seguro de vida a una edad temprana suele dar como resultado primas más bajas a largo plazo.

Mito 4: Las compañías de seguros siempre buscan evitar pagar reclamaciones

La ética en cuanto a cobertura depende de la aseguradora, pero en su mayoría buscan cumplir con sus obligaciones estipuladas en el contrato, por eso te recomendamos que valores primero tu situación y la aseguradora con la que quieres contratar un seguro para evitar este tipo de problemas.
La clave para ayudar a evitar problemas relacionados con este tema, es comprender qué cubre tu póliza y seguir los procedimientos adecuados al presentar un reclamo.

Mito 5: No necesitas seguro de inquilinos si vives en una propiedad alquilada

Es cierto que no es imprescindible, pero si importante que al menos te lo plantees y analices tu situación. Si vives en una propiedad alquilada, la póliza del propietario no cubre tus pertenencias personales en caso de daño o robo.
El seguro de inquilinos te protege y proporciona cobertura para tus bienes, así como responsabilidad civil en caso de lesiones o daños a terceros.

Mito 6: No necesitas seguro de inundación si no vives en una zona de inundación

Los desastres naturales pueden ocurrir en cualquier lugar, no solo en áreas propensas a inundaciones. Incluso un desbordamiento de tubería en tu hogar puede causar daños por agua que no están cubiertos por la mayoría de las pólizas de seguro de hogar estándar.
Considera la posibilidad de obtener un seguro de inundación o en algunos casos un seguro de vivienda completo que cubra este tipo de desastres.

Mito 7: Los seguros son complicados y difíciles de entender

Si bien los seguros pueden parecer complicados, las compañías de seguros y los agentes están disponibles para ayudarte a comprender tus opciones y encontrar la póliza adecuada para ti.
No dudes en hacer preguntas y buscar asesoramiento antes de tomar una decisión, Cuatro Asociadas está disponible para resolver tus dudas.

Con este artículo sobre los mitos comunes sobre los seguros, pretendemos hacerte entender la verdad detrás de estos mitos comunes, para que puedas tomar decisiones informadas y asegurarte de que estás adecuadamente protegido en todos los aspectos de tu vida.

Visita nuestras redes sociales para saber más de Cuatro Asociadas

Ir al contenido